Dios, Porqué no bajas a ayudarnos